Sacando partido al dormitorio

El dormitorio es una estancia muy importante en una vivienda y hay pequeños detalles que pueden optimizarlo y lograr que su aspecto luzca más. Dado que se trata de una habitación destinada al descanso, es importante conseguir que el dormitorio tenga una apariencia que invite al reposo. Para ello será fundamental que la estancia se encuentre ordenada y no tenga elementos que perturben, impidiendo el paso o generando sensación de desorganización. Por otro lado, existen pequeños trucos con los que conseguirás que el dormitorio tenga una apariencia más relajante. Para lograrlo muchas veces no son necesarios grandes cambios, basta con tener un poco de imaginación y buen gusto para tocar la tecla adecuada. Veamos algunos ejemplos que te ayudarán a sacar más partido al dormitorio.

01-dormitorio

Amplitud. Un dormitorio que transmite sensación de amplitud invita a la relajación. Para ello, un buen espejo resulta un gran aliado. Por otro lado, disponer de un sofá cerca de la cama nos puede servir para dejar preparada la ropa que vayamos a usar al día siguiente. Eso sí, la ropa déjala siempre ordenada y muy bien doblada sobre el sofá para que no cause sensación de desorden.

dormitorio

Simetría. La simetría crea sensación de orden y planificación. Si disponemos el dormitorio de forma simétrica (dos mesitas de noche, dos lámparas, dos almohadas, dos cojines a juego…), sentiremos que la estancia está más ordenada e invitará más al descanso.

dormitorio

Baldas. Las baldas ayudan a decorar el dormitorio cuando ponemos sobre ellas fotografías u objetos que son importantes para nosotros. Una balda encima del radiador servirá para que ese rincón del dormitorio sea más personal. Piensa bien y selecciona lo que pongas en ella.

dormitorio

Ventana. Una ventana es un lienzo para tu dormitorio, una oportunidad única para que esta parte de la casa parezca más amplia. Si tienes ventana aprovéchala y muestra su paisaje, el dormitorio tendrá más luz y parecerá un espacio más abierto.

dormitorio

Imaginación. Pero si no tienes una ventana que sea interesante, ¿por qué no crearla? Un cabecero que sea un bonito paisaje y esté reforzado por luz puede dar un toque genial a tu dormitorio. Se trata de usar la imaginación para que la estancia tenga tu visión personal. En cualquier caso, piensa siempre que el dormitorio es una habitación para descansar, por lo que las imágenes que utilices en el cabecero deben ser relajantes.

dormitorio

Armarios. Los armarios son clave para que un dormitorio mantenga orden, pero los primeros que deberán estar ordenados son los propios armarios. Pon a mano la ropa que utilices más y ordénala por zonas (bolsos con bolsos, camisas con camisas, ropa interior con ropa interior…). Si tienes un gran fondo de armario puedes ordenar la ropa por colores; en ese caso, ¿por qué no dejar el armario abierto para que el color de tu ropa aporte diseño y originalidad al dormitorio? Piensa con creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *