Pasado de la calle de Toledo

La Calle de Toledo es una de las calles más importantes del centro de Madrid, pero ya desde sus inicios era todo un referente por ser la entrada a Madrid de comerciantes y campesinos. También era el antiguo camino para llegar a la ciudad de Toledo. Y es que esta calle no es una calle más, es historia viva de Madrid. En tiempos de la Villa la calle de Toledo suponía un punto de entrada para mercaderes o agricultores, que traían por ella sus productos para comerciar.

Calle de Toledo

Hace pocas semanas hablábamos del Mercado de la Cebada; ya dijimos entonces que hace siglos este mercado era todo un referente en la Villa. Y el Mercado de la Cebada es un lugar muy conectado con la calle de Toledo, pues los vendedores que accedían a Madrid por esta calle hacían su primera parada en este mercado, donde mostraban y vendían su género. Hoy recorremos la calle de Toledo buceando en fotografías antiguas para hacernos una idea de cómo era su aspecto hace décadas. Después de pasearnos por el viejo Rastro, hoy nuestro Paseo por el Pasado alcanza la Calle de Toledo.

Calle de Toledo

UNA CALLE CLAVE

La calle de Toledo arranca desde el Arco de Cofreros de la Plaza Mayor y termina en la Glorieta de Pirámides, dejando por el camino la Puerta de Toledo, todo un icono de la misma calle y de la propia ciudad de Madrid. A principios del S. XIX (concretamente en 1815) se describía la calle en el libro Paseo por Madrid, donde se indicaba qué trazado y recorrido tenía.

Calle de Toledo

En la misma calle o en calles cercanas a ella (Cava Alta y Cava Baja) llaman la atención numerosas tabernas y posadas; se situaban allí estratégicamente, ya que estaban pensadas para los mercaderes que entraban a la Villa por la calle de Toledo.

Calle de Toledo

Se trata de una calle de capital importancia, pues por ella entraban los principales productos que se vendían en Madrid.

Calle de Toledo

Aún hoy siguen en pie en la calle de Toledo comercios centenarios que llaman la atención de los paseantes: dos farmacias, una tienda de calzados, una de caramelos o una de cuerdas y cordeles son algunos de los que todavía pueden verse.

Calle de Toledo

Observando las fotografías antiguas destacan los desaparecidos raíles para los tranvías, así como los adoquines que conformaban la calzada. Como puede apreciarse en algunas imágenes, la calle solía estar poblada de comerciantes, que ofrecían sus artículos a los viandantes.

Calle de Toledo

DOS EDIFICIOS CON HISTORIA

En la calle de Toledo han existido dos edificios históricos de Madrid. Uno es la Real Colegiata de San Isidro (1620), situado en el número 33 de la calle. Fue la catedral de Madrid hasta 1993, año que coronó a La Almudena como catedral definitiva en la capital. Otro es el de los Reales Estudios de San Isidro (fundados por Felipe IV en 1625). Se ubicaban en el número 39, y hoy puede verse parte de su fachada y estructura. Su lugar lo ocupa ahora el Instituto de Enseñanza Secundaria San Isidro.

Calle de Toledo

¿SABÍAS QUÉ…?

La Calle de Toledo no siempre se llamó así. Durante un tiempo fue conocida como Paseo de los Ocho Hilos, debido a unos llamativos árboles que en ella había, situados en ocho hileras. Pero el nombre más curioso que tuvo fue el de Calle de la Mancebía, que data del S. XIV, y que tiene sus orígenes en un conocido prostíbulo que había por aquellos tiempos en la zona.

Calle de Toledo

Fotografía 01: El Museo Universal

Fotografías 02, 04 y 05: Madrid Antiguo

Fotografías 03 y 06: Secretos de Madrid

Fotografía actual: pegatina1

5 comentarios

  1. Pedro González Senovilla

    Interesante, bonito y nostálgico artículo.
    Muchas gracias.

    Responder
  2. vivian dunski

    muy interesante!!!
    me gusto mucho
    gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *