Nuevo decreto del alquiler

El nuevo decreto del alquiler permite prorrogar el contrato en vigor y facilita que las autonomías introduzcan beneficios fiscales. Éstas son, muy resumidas, las principales novedades que ofrece ahora el alquiler de vivienda en España después de que el pasado 6 de marzo se aprobase este nuevo decreto. Hay que decir que, en líneas generales, ha habido muchas voces discrepantes sobre la conveniencia de este cambio. La principal, la del sector inmobiliario, que ya ha advertido de que con esta medida se producirá una subida de las rentas. Según diferentes expertos en materia inmobiliaria, la ampliación de los contratos en vigor que antes comentábamos será uno de los principales causantes de esta subida de precios, así como el hecho de limitar las subidas de la renta a las subidas al IPC. Por otra parte, muchos analistas coinciden en que no resulta beneficioso para el mercado inmobiliario que la ley haya cambiado hasta tres veces en muy poco tiempo, pues esto provoca inseguridad jurídica, tanto para arrendatarios como para arrendadores. Las voces más críticas han manifestado que este decreto puede propiciar que muchos propietarios retiren sus inmuebles del mercado al verse perjudicados, lo cual fomentaría un mercado negro, paralelo al mercado legal. Pero veamos un poco más en detalle los principales cambios de este nuevo decreto del alquiler.

Nuevo Decreto del Alquiler de Vivienda 2019

PRINCIPALES NOVEDADES

El nuevo decreto del alquiler establece una prórroga obligatoria en la duración mínima de los contratos. De esta forma, los contratos pasarán a ser de tres a cinco años para las personas físicas, y hasta de siete años para las personas jurídicas. Respecto a la actualización del precio del alquiler, quedará regulado por el IPC. En el supuesto de que ninguna de las dos partes del contrato (arrendador y arrendatario) se manifieste antes de la finalización del mismo, el periodo de prórroga será de uno a tres años (es lo que se llama prórroga tácita). Otra medida adoptada es que la fianza máxima que se podrá cobrar será de hasta tres meses, y si el casero no desea renovar el contrato de su inquilino deberá avisarlo con cuatro meses de antelación. Si ocurre al revés, el inquilino deberá avisar a su casero con al menos dos meses de antelación. Otro aspecto importante del decreto es el índice de precios que el Ministerio de Fomento elaborará en los próximos ocho meses y que, según el Gobierno, facilitará la aplicación de medidas de política fiscal por parte de las autonomías. Asimismo, se endurece el control sobre los pisos turísticos (si 3/5 de los propietarios no son partidarios de este tipo de alquiler se puede impedir que se produzca), y los posibles compradores deberán respetar el contrato de alquiler que haya vigente, muy especialmente en tiempo de prórroga obligatoria.

Nuevo Decreto del Alquiler de Vivienda 2019

ASPRIMA MUESTRA SU DESCONTENTO

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid Asprima ha sido especialmente crítica con esta nueva legislación, pues sus representantes han manifestado que los propietarios se ven muy perjudicados, al encontrar serias trabas con la limitación del libre mercado. Entendiendo que los inquilinos también deben ser beneficiarios de la ley, Asprima observa una desigualdad de trato entre arrendatario y arrendador, y lamenta la escasa seguridad jurídica que atraviesa actualmente el sector, lo cual impide que exista una mayor oferta. Precisamente el hecho de que se reduzca la oferta de mercado es uno de los principales causantes, según Asprima, del aumento de precios al cual puede verse abocado el sector del alquiler a partir de ahora. Veremos qué sucede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *