2 comentarios

  1. LUIS ECED GALVAÑÓN

    Estoy totalmente de acuerdo. Es una visita obligatoria vivas o no en Madrid y, además hacerlo de forma periódica.
    Símplemente con pasear y contemplar su jardín, merece la pena.
    Muchas gracias por sacar a luz este, y otros lugares de Madrid que ayudan a recobrar la paz.

    Responder
    1. Estate One

      Hola Luis, es verdad, simplemente el jardín es una maravilla. La casa en sí misma ya merecería la pena visitarse aunque no hubiera sido de Sorolla; si además sabemos que fue la casa del pintor y tenemos el incentivo de poder ver cuadros de él y el que fue su espacio de trabajo, no hay duda: la visita es obligada. Muchas gracias por tu comentario, nos alegramos de que te haya gustado el artículo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *