El reto de emanciparse

Un joven español tarda en emanciparse casi 30 años según los últimos datos que emitió el barómetro europeo Eurostat. Concretamente la edad a la que un joven (no tan joven) español se independiza para vivir en una casa propia o alquilada es de 29 años, lo cual pone de manifiesto las dificultades para adquirir o alquilar un inmueble en nuestro país a una edad alejada de la treintena. Si tenemos en cuenta que la edad media europea para comprar o alquilar casa se sitúa en los 26 años observamos que el retraso que sufrimos respecto a la mayoría de países de Europa es significativo. La inestabilidad laboral y económica es el gran enemigo del joven español a la hora de poder emanciparse; en este sentido, no ayuda la tendencia alcista de los precios de los inmuebles que actualmente vivimos en nuestro mercado tanto en la compra como en el alquiler de vivienda. Se calcula que un joven que decide comprar vivienda en España se endeuda por encima del 60%, lo cual hace comprensible que muchos jóvenes decidan alargar el momento de seguir viviendo con sus padres.

El reto de emanciparse en España

LOS DATOS

Si comparamos los datos de España con respecto a los demás países de la Unión Europea el resultado no es halagüeño: ocupamos el decimocuarto lugar de un total de diecinueve países. Según el informe de Eurostast, sólo somos superados por Malta (32,2 años de media), Croacia (31,9), las repúblicas de la antigua Yugoslavia (31,5), Eslovaquia (30,8) e Italia (30,1). A continuación vendría España con una edad media de 29 años. En el otro lado de la balanza nos encontramos con países nórdicos como Suecia, Dinamarca o Finlandia, donde la edad para emanciparse ronda los 21 años. Como dijimos antes, el endeudamiento de un joven menor de 29 años en España para comprarse una vivienda es del 60% (algo que no debería sorprendernos si tenemos en cuenta que un español que oscila entre los 30 y los 35 años se endeuda hasta el 40%). Las dos cifras resultan poco o nada admisibles si las comparamos con el índice de endeudamiento considerado como tolerable, que se cifra en el 30%.

El reto de emanciparse en España

PLANES DE AYUDA PARA EL JOVEN

A pesar de que ya se han hecho políticas que han tratado de incentivar el acceso del joven español a la vivienda a través de ayudas públicas, como el Plan Estatal de Vivienda que comentamos en este blog, dichas ayudas parecen revelarse como insuficientes. En la gran mayoría de países europeos las ayudas en este sentido han sido más importantes y efectivas; esta circunstancia unida a una mejor situación laboral favorece que los jóvenes europeos puedan emanciparse a edades cercanas a la veintena. Esta realidad todavía resulta mucho más común en países como Estados Unidos, donde permanecer en casa una vez terminados los estudios superiores se considera algo anómalo y muy poco usual. En cualquier caso, parece claro que para que en un futuro se reduzca esa brecha que existe entre los jóvenes de nuestro país y la mayoría de los demás jóvenes europeos, es imprescindible combatir la precariedad laboral e incentivar el acceso a la vivienda a través de ayudas más efectivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *